Quienes Somos
¿Qué es un Coloproctólogo?
¿Qué son las hemorroides?
Tratamientos
PPH
Antes y después
Embarazo
Enfermedades anorectales
Artículos de interés
Preguntas más frecuentes
Enlaces
Contáctenos
Recomiéndanos

   Son plexos o uniones arteriovenosas que se encuentran normalmente en el ano del ser humano, no son várices como algunos creen.  Son parte de la anatomía normal y se pueden identificar incluso desde que el feto está en el vientre materno. Ejercen un papel importante tanto en la continencia de las heces como en el reconocimiento del tipo de material que se encuentra dentro del recto (sólido, líquido o gas).
   Se clasifican en hemorroides internas y externas, las primeras localizadas en el interior del ano cubiertas de una superficie suave y flexible llamada mucosa y las segundas por fuera del mismo cubiertas de piel.  Así mismo, las hemorroides están localizadas principalmente en tres sitios anatómicos en el ano, que son: anterior derecho, posterior derecho y lateral izquierdo, a esto suele llamarsele "paquetes o hemorroides principales". 
   Como hemos explicado las hemorroides son un elemento anatómico normal, sin embargo debemos recordar que el ser humano por el hecho de estar de pié y por el efecto de la gravedad es mas susceptible de sufrir síntomas por ellas. En ciertas circunstancias, bien sea por esfuerzo al evacuar, estreñimiento, episodios de diarrea, embarazo, envejecimiento, ciertas profesiones que ameritan estar sentado mucho tiempo, ciertas actividades físicas o en algunos casos sin ninguna causa aparente, éstas hemorroides pueden "enfermarse" y producir síntomas. En este caso hablamos de enfermedad hemorroidal. La enfermedad hemorroidal puede clasificarse en interna, externa o mixta.

   La enfermedad hemorroidal interna se caracteriza porque el plexo hemorroidal interno (hemorroides internas) se empieza a dilatar y prolapsar progresivamente al interior del ano como consecuencia del estiramiento de fibras musculares responsables de su fijación normal al esfínter del ano. Esta dilatación y prolapso, así como el adelgazamiento de la mucosa y de las paredes de los vasos hace que sean traumatizados por el paso de las heces a través del ano, pudiéndose producir diversos síntomas que varían desde sangramiento, picazón, sensación de ano húmedo, sensación de masa anal o dolor por la formación de coágulos en su interior (trombosis). 
   La enfermedad hemorroidal interna puede clasificarse en:
Grado I:  cuando la dilatación y el prolapso se producen exclusivamente en el interior del ano.
Grado II: cuando la dilatación y el prolapso se producen hasta la parte externa del ano y se introducen espontaneamente.
Grado III: cuando la dilatación y el prolapso se producen hasta la parte externa del ano, teniendo el paciente que reintroducirlas digital o manualmente.
Grado IV: : cuando la dilatación y el prolapso se producen hasta la parte externa del ano y no se pueden introducir, permaneciendo siempre expuestas.

   La enfermedad hemorroidal externa se caracteriza porque al estar el plexo hemorroidal externo fuera del ano, cubierto de piel poco elástica, éste puede ser traumatizado, produciéndose inflamación (edema) o formación de coágulos en su interior (trombosis). Esto usualmente produce una o varias masas muy dolorosas que pueden ser confundidas con hemorroides internas prolapsadas que preocupan al paciente por no poder introducirlas nuevamente al interior del ano.
Se habla de enfermedad hemorroidal mixta cuando el paciente presenta enfermedad hemorroidal interna y externa simultaneamente.
Nota: Ilustraciones tomadas del texto de Frank H. Netter, M.D. Colección Ciba de ilustraciones medicas, Tomo III, Parte 2.

    Home     Quienes Somos     PPH     Preguntas más frecuentes     Login